contacto@pmxportal.com

Sinaloa

A un año del ‘Culicanazo’

El 17 de octubre de 2019 comandos armados se apoderaron de las calles de Culiacán, Sinaloa, se había desatado una ola de balaceras en distintas zonas de la ciudad.

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, explicaba que los actos de violencia que se desataron en dicha ciudad fue por un enfrentamiento entre fuerzas federales y el Cártel de Sinaloa por la captura del Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán.
Mientras las redes sociales daban cuentan del temor e incertidumbre que vivía la población local con la difusión de videos de balaceras y fotografías.

Las fuerzas federales y estatales habían detenido a Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante mexicano, “El Chapo”. Situación que desató la ola de violencia, balaceras, autos incendiados; decenas de autos y camionetas con supuestos sicarios armados tomaron Culiacán, para exigir la liberación del heredero del Cártel de Sinaloa.

Debido a que la violencia estaba “cobrando muchas vidas” en el estado, el gobierno federal ordenó la liberación del hijo del Joaquín Guzmán Loera.

La primera versión oficial fue que elementos federales realizaban un patrullaje de rutina cuando fueron “agredidos desde el interior de una vivienda”, lo cual desató un enfrentamiento donde fue localizado el hijo de “El Chapo”.

Las indagatorias por los enfrentamientos registrados hace un año, el 17 de octubre de 2019 en Culiacán, tienen cabos sueltos y no han terminado de integrar las carpetas de investigaciones, las cuales no arrojan que haya detenidos ni ordenes de aprehensión.

Los datos relevantes sobre el “Culiacanazo” es clasificada como reservada y lo único que se sabe es por los datos otorgados en las conferencias matutinas del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El 30 de octubre, el presidente Andrés Manuel López Obrador junto con los titulares de la SSPC y la Secretaría de la Defensa Nacional mostraron el “minuto a minuto” del operativo, donde reiterando que se tomó la mejor decisión para no poner en riesgo la vida de civiles.

“Estamos obligados a revisar y ajustar protocolos de actuación”, reconoció Durazo días más tarde durante su comparecencia ante la Comisión de Seguridad Pública del Senado de la República para explicar los actos del operativo.

Ante ello, autoridades federales aceptaron que se trató de un operativo planeado que no tuvo éxito.

Con información de medios

Clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *